La fresadora o roto cultivador es uno de los aperos más demandados en la venta de tractores en Tenerife. Suele ser el primer accesorio que se adquiere con un nuevo tractor y existen distintos tipos que conviene conocer bien antes de decidirse por uno.

Consisten en un conjunto de azadas unidas en un eje que, a través de un cardan, toma la potencia del tractor para roturar la tierra. En algunas ocasiones, este eje puede ser vertical, aunque la opción horizontal es la más usual. Los trabajos más habituales que se realizan con la fresadora son el preparado de la tierra para sementeras, el desherbado y la preparación de lechos para la siembra. Debido a su gran versatilidad, es normal que sea el accesorio estrella en la venta de tractores en Tenerife.

Dependiendo del ancho de labor que necesitemos, escogeremos fresadoras de 4, 5, 6, 7 o más discos. Las cuchillas, generalmente en forma de L, están enganchadas en cada disco con pasadores o tornillos, dependiendo del modelo. La profundidad de trabajo también será determinante para elegir nuestra herramienta, oscilando entre los 12 cm de las fresadoras más ligeras hasta los 26 cm en las más pesadas. También habrá que tener en cuenta la potencia del tractor, pues se recomiendan entre 35 y 45 CV por metro de anchura de la fresadora.

Debido a la diversidad de cultivos y terrenos, existe una gran cantidad de opciones y accesorios disponibles:

- Transmisión por cadena o engranajes.

- Con o sin grupo diferencial.

- Velocidad fija o variable.

- Con o sin embrague.

- Giro derecho o izquierdo.

Y como accesorios más destacables:

- Discos borra huellas.

- Rejas laterales y centrales.

- Rejillas cribadoras.

- Ruedas laterales.

Como puedes ver, las opciones son múltiples y por ello en Lladelmor Agrícola tenemos a los mejores profesionales preparados para aconsejarte la mejor opción adaptada a tus necesidades.